¿Por qué valdría la pena lanzar 3 versiones?

Cada vez queda menos para la llegada del MWC 2016 y con él la presentación del Samsung Galaxy S7, uno de los más esperados de este año. La compañía coreana ya sorprendió el año pasado con la versión estándar y la versión curvada y es posible, según apuntan los rumores, que este año no sean dos sino tres los modelos que presente Samsung. Veamos por qué podría tener sentido que lanzaran estas 3 versiones.

¿Qué se sabe hasta el momento del lanzamiento del Samsung Galaxy S7?

De lo que más se ha hablado sobre el lanzamiento del nuevo Galaxy es sobre el tamaño de sus pantallas. Se sabe que va a haber, como mínimo, dos tamaños diferentes. Todo apunta a que uno de ellos será de 5.2 pulgadas y el otro será de 5.5 pulgadas. No se sabe con exactitud qué modelos tendrán qué tamaño pero todo apunta a que el Samsung Galaxy S7 vendrá con 5.2 pulgadas mientras que el Edge+ sería el de las 5.5 pulgadas. Sobre las versiones S7 Plus o Edge no se sabe nada demasiado concreto.

Además de esto, se conoce que llevarán dos procesadores diferentes, el Snapdragon 820 y el Exynos 8890, dependiendo del mercado. Su cámara es probable que descienda hasta los 12 megapíxels pero con una obertura f/1.7.

¿Por qué lanzar 3 modelos del Samsung Galaxy S7?

Puede que a muchos les parezca una estrategia poco acertada ya que la salida al mercado de las versiones Plus del S6 salieron aproximadamente hace seis meses. Además, algunos de los rumores apuntan a que la versión edge+ del S7 puede ser más pequeña queel Samsung Galaxy S6 edge+. Esto puede causar confusión en los usuarios y crear cierta incoherencia en el mercado.

Ahora tocaría una actualización tanto del Galaxy S6 como del S6 Edge, pero ahora que la familia edge+ existe, no hay un motivo evidente para dejar a sus usuarios sin una actualización ya que no todos estarán satisfechos con una de las dos pantallas ni con uno de los dos tamaños.

Además, si los teléfonos Plus van a venir con una pantalla de 5.5 pulgadas, la convivencia con los Galaxy Note estaría más justificada. El Galaxy Note 5 y probablemente el Galaxy Note 6 pueden seguir con la pantalla de 5.7 pulgadas sin que sea un factor en común con la otra gama de Samsung. Además, teniendo en cuenta que el Galaxy Note 5 todavía no ha salido a la venta en muchos mercados, sería inconveniente que ambos coincidieran con las 5.7 pulgadas.

¿Qué pasará realmente con el Samsung Galaxy S7? No se sabe. De momento todo lo que nos queda es especular hasta que llegue el MWC 2016. Y ver si Samsung nos sorprende con tres modelos, con dos pantallas o con todo lo contrario.

Fuente: Android Central

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.