Smartwatch Android Tutoriales Android

Cómo sincronizar Android Wear con tu nuevo teléfono sin restablecerlo a fábrica

Los usuarios cada vez emplean más ROMs personalizadas en sus teléfonos. Si bien esto tiene sus ventajas, también presenta algunos inconvenientes. Sobre todo si disponemos de un smartwatch y queremos sincronizar Android Wear con un smartphone sin restablecerlo a fábrica. Porque Android Wear como sistema operativo de smartwatches no está exento de errores. ¿Hay alguna manera de evitar la configuración del reloj desde cero cuando compramos un nuevo dispositivo o instalamos una ROM personalizada?

Sincronizar Android Wear sin restablecerlo a fábrica

La respuesta nos las brindan desde XDA Developers. Desde aquí nos proponen una manera simple de sincronizar Android Wear sin restablecer a fábrica. Un método que no requiere de root ni en el teléfono ni en el smartwatch, pero que necesita de algunos comandos de depuración Android (ADB). Este sistema ha sido probado en un Huawei Watch con Android Wear 1.5 y Android Wear 2.0 y el resultado ha sido perfecto. Tal y como nos comentan desde XDA Developer, dicho resultado también tendría que ser idéntico para sincronizar Android Wear con cualquier smartphone.

Sincronizar Android Wear

Ser desarrollador a través del número de compilación

Lo primero que habrá que hacer será descargar las herramientas ADB. Para ello, nada mejor que emplear el sistema binario oficial de Google. A continuación, tendrás que activar la depuración de ABD en tu smartwatch. Lo más recomendable es hacer la depuración a través de Wi-Fi. Algo que se habilita a través de las opciones de desarrollador del smartwatch, que también habrá que habilitar. Tendremos que ir a AJUSTES – SISTEMA – SOBRE TU RELOJ y seleccionar 7 veces NÚMERO DE COMPILACIÓN hasta que aparezca el mensaje “ahora eres un desarrollador”.

Sincronizar Android Wear

Configuración inicial

A partir de aquí, abrimos las opciones de desarrollador y habilitamos la depuración de ADB, o depuración Wi-Fi si se desea hacer de forma inalámbrica. En ambos casos, el proceso de sincronizar Android Wear con el teléfono funcionará perfectamente. Aunque eso sí, la configuración inicial para sincronizar Android Wear requerirá un comando diferente si lo haces a través de Wi-Fi o no.

Por tanto, debes abrir las herramientas de ADB, mantener pulsado y hacer clic derecho en “abrir ventana de comandos aquí”. A continuación, se introducen los comandos siguientes:

  • En caso de usar Wi-Fi: Adb connect 192.168.1.100:5555
  • Por cable es mucho más sencillo, ya que solo habría que conectar el dispositivo al PC y escribir “adb devices”

Sincronizar Android Wear

Configuración final

Para continuar tienes que desactivar el Bluetooth en el teléfono y a continuación escribir en el ordenador adb shell “pm clear com.google.android.gms && reboot”. El reloj se reiniciará, pero no se producirá ningún restablecimiento de fábrica de Android Wear. Cuando reinicies, ya no mostrará el icono que indica que no puedes conectarte al teléfono. Si no tienes instalado Android Wear lo podrás hacer, pero aún no habilites Bluetooth.

Conecta al smartwatch a través de ADB exactamente con los mismos pasos que antes. Sin embargo, esta vez el comando que hay que ejecutar es adb shell “am start -a android.bluetooth.adapter.action.REQUEST_DISCOVERABLE”. Luego tienes que permitir que tu reloj pueda detectar otros dispositivos para poder sincronizar Android Wear con el smartphone.

Sincronizar Android Wear

A partir de aquí podrás conectarte a Android Wear desde tu smartphone abriendo la aplicación Wear app, habilitando Bluetooth y buscando dispositivos. Tu Android Wear debe aparecer y tu teléfono se sincronizará con él. Si la aplicación se bloquea, solo tienes que reiniciarla para que conecte con Android Wear.

Esta será la manera con la que puedas sincronizar con tu nuevo teléfono sin restablecerlo a fábrica.

Nuestros lectores opinan:
Valoración media: 0. Han votado 0 lectores

Sobre el autor

José Manuel

Redactor Espcializado en Android y apasionado de la tecnología, los deportes y las redes sociales.

Deja un comentario